2022: EL AÑO EN QUE LA CONDUCCIÓN CAMBIARÁ DE RITMO

Límite 2022

El pasado martes 17 de abril, el Parlamento Europeo ratificó una nueva directiva que obligará a los fabricantes de vehículos, especialmente a los de automóviles, a instalar una serie de sistemas de seguridad en los nuevos turismos y furgonetas a partir del 2022.

Lo cierto es que este paso -a nuestro entender- será mucho más importante de lo que ya lo es y más allá del tema de la siniestralidad.

No me interpretéis mal. La siniestralidad es indudablemente un aspecto crucial, y las cifras indican que gracias a estas medidas se reducirán drásticamente.

Pero indirectamente también será el primero gran paso hacia una nueva forma de entender la conducción global, donde -nos guste o no- la velocidad cederá terreno  a otras prioridades.

El hecho de cortar por lo sano con la posibilidad de correr, junto con la evolución de conceptos como la conducción autónoma, las autovías inteligentes, las nuevas fuentes de propulsión y un seguido de nuevas formas de entender la movilidad del futuro, verán en esta fecha, el punto de inflexión a partir del cual el futuro de la movilidad empezó a coger forma!

Lástima que entre este momento y el de poder disfrutar de un viaje completamente ausente de la conducción mientras juegas, lees o trabajas, pasarán todavía años.

Sea como fuere, a partir de 2022, la conducción dejará de ser en gran parte lo que actualmente entendemos.

Hasta 10 sistemas…de momento

De momento, se tratará de un paquete con 10 sistemas…de momento..

La mayoría ya están presentes en muchos automóviles actuales, pero por separado. En todo caso, los otros ya hace unos años que estaban listos.

El Asistente de Velocidad Inteligente o «ISA» es uno de los sistemas de nueva generación con el que se evitarán muchos accidentes. De todos los que quieren implantar, es el que más controversia ha generado, pues toca de pleno en el tema de la velocidad!

Y es que este sistema está diseñado para reconocer los límites de velocidad existentes a la red viaria, adaptando automáticamente la velocidad del vehículo a la velocidad sugerida en cada tramo. En una frase: hará que circulemos siempre a la velocidad indicada!

Os hace pereza la idea? Pues id digiriendo el tema, que la cosa ya está decidida!

Con el sistema ‘ISA’ se evitaran miles de accidentes

Marcha atrás, no! Flexibilidad, sí!

A pesar de la polémica y de la presión que han hecho el grueso de fabricantes de vehículos, este paquete de medidas seguirá adelante mal les pese.

En todo caso han conseguido flexibilizar algunos aspectos. Por ejemplo, se ha conseguido que estos sistemas, o mejor dicho, algunos de ellos, como por ejemplo el «ISA»,  se puedan desactivar.  Así pues será responsabilidad del conductor llevarlo conectado.

En resumen: estarán obligatoriamente instalados de serie y cada vez que encendamos el vehículo estará conectado por defecto, pero el conductor podrá apagarlo si lo considera conveniente o si la situación lo requiere.

Cambio de hábitos

Según varios estudios, al final, más pronto que tarde, esta debilidad que tenemos  por la velocidad (desmedida), irá desapareciendo. Y es que por mucho que cueste creerlo, en el futuro, las prioridades al volante cambiarán mucho.

Esto pasará, sobre todo, en el momento que los sistemas de conducción autónoma o semi-autónoma estén definitivamente implantados en las carreteras. También cuando estas estén equipadas con sistemas de control y guiaje. Por lo tanto, como veis, todavía falta bastante.

En el futuro viajaremos como lo hacemos hoy día en un tren – Mercedes-Benz

De ciencia-ficción a realidad

Eso sí, cuando llegue, el concepto viajar pasará de ser un tema de pilotaje, velocidad y rendimiento deportivo -para entendernos- a un concepto donde todo esto será sustituido por conceptos como, relax, socialización, descanso…

En un futuro iremos en coche como lo hacemos actualmente cuando viajamos en un tren de alta velocidad. Haremos de todo, menos pilotar. Sabremos cuando salimos y cuando llegamos, pero no seremos responsables directos del trayecto, solo pasajeros. Los coches concentrarán sus valores en la habitabilidad, en el bienestar y en el entretenimiento de los ocupantes, dejando todo lo referente a la conducción a los sistemas automatizados que no controlaremos.

Pero bueno,  esto es hablar de un futuro -como decíamos- todavía ciertamente lejano.

El factor humano aún es clave!

Volvamos a la actualidad.

Entre los defensores de la implementación de estos sistemas, datada para de aquí a poco más de tres años, hay que mencionar que el llamado «ISA» -al menos actualmente- sigue y seguirá necesitando de la asistencia del conductor, pues hay muchas situaciones donde podría cometer errores.

Decimos esto porque el asistente reconoce los límites de velocidad por medio de dos fuentes de información: las cámaras incorporadas en el vehículo que visualizan las señales y los mapas GPS memorizados.

Siendo así, puede haber situaciones, como por ejemplo obras, modificaciones puntuales o alteraciones y cambios viales imprevistos no actualizados por el sistema del vehículo por falta de tiempo material. Por lo tanto, esto podría llevar a error hasta que no llegue la actualización. Así pues, de momento al menos, hará falta que el conductor esté pendiente.

3 años pasan volando

Sea como fuere, todavía faltan poco más de tres años. No es demasiado, pero sí tiempo suficiente como para poder acabar de solucionar todos los escenarios  posibles, hasta que el sistema sea infalible.

También podrían evolucionar mucho las nuevas tecnologías, así que de alguna forma, todo lo que digamos son simplemente suposiciones.

De momento habrá que esperar a que la Comisión Europea publique las especificaciones técnicas definitivas que tendrán que cumplir los fabricantes.

«Advanced Driver Assistance Systems»

Cómo decíamos al principio de este artículo, la gran mayoría de sistemas de seguridad que formarán parte de este conjunto de medidas obligatorias son sistemas que ya existen en muchos modelos de vehículos.

Conocidos como los sistemas avanzados de asistencia al conductor (Advanced Driver-Assistance Systems) «ADAS», son sistemas diseñados para asistir y advertir al conductor que está a punto de tener un accidente por descuido. También es cierto que actualmente, solo sugieren y indican. De cara a 2022 la mayoría de ellos, además de indicar, actuarán solos.

Quedarse dormido, distraerse mirando el móvil, no tener suficiente visibilidad maniobrando, girarse para hablar con los otros ocupantes o cualquier otra cosa parecida puede hacer que nos salgamos de nuestro carril, que no frenemos a tiempo o que colisionemos por falta de visibilidad.

Imagen simulada de interacción entre el vehículo y los elementos exteriores.

Distracciones: 1era causa de siniestralidad

Lo cierto es que ya hoy en día, las distracciones encabezan el ránking de causas de la mayoría de accidentes mortales, por delante incluso de los derivados del alcohol. Y es que entre las llamadas “distracciones” tenemos que considerar los choques frontales, o los que ocurren por invadir involuntariamente el carril contrario. Ambos encabezan, junto al exceso de velocidad, las principales causas de siniestralidad al volante.

Algunos datos…estremecedores

Cuando la Comisión Europea presentó esta propuesta en mayo del año pasado, cifraban que con estos sistemas activos se salvarían unas 25.000 vidas y se rebajaría el total de heridos graves en unos 140.000 casos menos.

Pero cuales son estos sistemas?

Como hemos dicho, la directiva prevista establece una decena de sistemas de seguridad obligatorios. La mayoría se basan en avisos, pero hay algunos que incluso controlan la respuesta del vehículo (acelerador, freno..).

1.- Aviso de cansancio o distracción

Este sistema avisa el conductor cuando detecta una trayectoria errática o que pierde trayectoria respecto del carril por el cual circula. También se puede basar en una cámara que enfocada a los ojos del conductor, detecta si estos se cierran o se cabecea. Ya existe.

Hoy día hay sistemas que en función del tiempo, sugieren parar.

2.- Controladores oculares

Acciones como por ejemplo utilizar el GPS o mirar el móvil en marcha son distracciones que determinados sistemas pueden detectar. Están basados en el seguimiento de la retina. Al detectarlo, el sistema emite un silbato de aviso. Ya existe.

3.- Mantenimento de carril

Se activa gracias a la intervención de unas cámaras que detectan cuando el vehículo está cambiando de carril, si no se ha puesto el intermitente. Normalmente hacen vibrar el volante, a pesar de que hay marcas que emiten un aviso sonoro o ambas cosas. Hay marcas que usan un sistema que hace girar el volante automáticamente cuando detecta alguna anomalía en la dirección respecto del carril. Ya existe.

El detector de cambio de carril ya existe en muchos modelos

4.- Frenada de emergencia

El frenado de emergencia puede darse en dos situaciones diferenciadas. De hecho son dos sistemas diferentes que acaban haciendo la misma acción. Los dos avisan al conductor de que tiene que frenar.

Uno para evitar un choque y el otro ante un atropello inminente. En ambos casos, si el conductor no frena, el sistema actuará de manera automática. No garantizan que se evite el impacto, pero minimizan las posibles consecuencias. Ya existe.

5.- Detectores y sensores de marcha atrás

Ya está muy extendido. Mediante sensores, cámaras y avisos sonoros, se le indica al conductor si hay algún obstáculo cuando hace la maniobra de aparcamiento o da marcha atrás. Ya existe.

Actualmente existen sistemas que indican la velocidad

6.- Sistema de velocidad inteligente

Este sistema asiste el conductor para hacerle mantener la velocidad adecuada. Actua en función de la información detectada en las señales de tráfico que indican la  limitación de velocidad del tramo por el cual se circula. Hoy día ya existe como indicador. Como limitador automatizado que se active por el mismo en función de cada tramo aún no.

7.- Aviso global de cinturones de seguridad

El silbido que nos recuerda que no nos hemos abrochado el cinturón, será obligatorio para todos los ocupantes en todos los asientos. Existe pero solo delante.

8.- Indicador de frenado repentino

Se activa cuando se produce una reducción repentina y brusca de la velocidad. Cuando esto pasa se activa una secuencia intermitente en las luces de freno. Poco visto aún pero ya existe en algunas marcas.

9.-Registrador de datos

El denominado registrador de información de datos de accidentes es un sistema equivalente a las cajas negras de los aviones.

Como en el caso de los aviones, será una herramienta clave de cara a las investigaciones de los siniestros.

Por eso, sin duda será la prueba ideal para depurar responsabilidades en caso de que haya divergencia o disparidad de opiniones. Existe, pero no en la industria del automóvil. En algunos países existe un sistema de cámara frontal para casos de impacto delantero.

Caja negra de grabación aerea – ccair

10.- Alcoholímetro

Los coches estarán preparados para llevar un sistema de bloqueo que impide que se pueda poner en marcha el vehículo cuando el dispositivo detecte que la persona al volante ha bebido. Este dispositivo se tiene que usar, sí o sí antes de pulsar el botón de arranque. Estos aparatos solo se instalarán, en principio, a petición de los jueces. Lo aplicarán en conductores con antecedentes de esta naturaleza.

Donde sí que podría ser obligatorio es en vehículos comerciales, de transporte de mercancías, flotas de reparto o de cualquier vehículo que incluya el transporte de pasajeros.

El aparato como tal ya existe, incluso hay modelos portátiles pensados para llevarlos en el coche, pero ni existe incorporado como sistema en el vehículo, ni es obligatorio.

Imagen de un detector de alcohol para vehículos – autoevo