,

AMG GT O BMW i8: CLASICISMO VS MODERNIDAD

En esta edición no haremos una comparativa própiamente dicha. Aprovecharemos que en Kars Automòbils tienen dos grandes coches a un precio equivalente pero conceptualmente opuestos, para daros a escoger entre uno o el otro. Y es que en el mercado de seminuevos de alta gama se puede optar por estos dos grandes coches por unos 70 o 80 mil euros.

La cuestión es cuál de ellos se ajustará mejor a vuestro perfil.

Cuál es el vuestro?

Sois de los que se decantan por monturas de última generación, dotadas de la esencia de los mitos clásicos más icónicos?

Quizás os decantáis más por las nuevas tecnologías que miman el futuro y todo el que comporta?

Dos oportunidades interesantes

El caso es que a mediados de julio en Kars Automóviles tenían dos modelos para responder a estos dos perfiles.

Por un lado un flamante Mercedes-Benz AMG GT. Un biturbo V8 de 4 litros con 470 CV. Por el otro uno BMW i8 Edición Especial Protonic Frozen Black. Un coche con tecnología de última generación y que en este color negro mate todavía resalta más su aire futurista.

Por si dudáis hacia donde inclinaros, nos fuimos a probarlos con Raúl Tomàs, uno de los dos responsables de este centro de compra y venta de automóviles de alta gamma.

AMG GT: UN CLÁSICO TECNOLÓGICO

Clase, elegancia, atemporalidad y romanticismo! El AMG GT es todo un ejercicio de diseño que inconfundiblemente nos recuerda a Mercedes 300 SL Gullwing. Precisamente por eso – a pesar de que hemos de reconocer que tampoco son las puertas más cómodas para un GT-  es una lástima que no incluya las puertas de alas de gaviota de aquel mítico modelo.

El interior, más de lo mismo! Glamour, romanticismo, belleza, pero también cierta claustrofobia!  Lo hablaremos más adelante.

Y es que es indiscutible que cuando nos sentamos en en el AMG GT nos encontramos  con un interior cuidado  hasta el último detalle.

El AMG GT combina lo mejor de hoy en día, tanto en materiales de construcción como en sistemas, haciendo que el conjunto sea clásico y moderno a partes iguales.

La eterna sonrisa

Es un interior que te saca una sonrisa cada vez que te pones al volante. Elegante, ergonómico, confortable y súper equipado con lo mejor de lo mejor de la marca. También tiene muchos espacios para guardar cosas.

Destacar el túnel central de la transmisión , imponente por su tamaño y muy señorial, pero también responsable del defecto que avanzábamos antes y que creemos importantísimo: la falta de espacio para las piernas.

En todo caso, de manera global, el interior es de 10: cuero, carbono, aluminio….

Bajos, retrasados pero..

La posición de conducción es baja, retrasada y muy confortable, a pesar de que -paralelamente al tema de poco espacio para las pierna- , también peca de ser un coche con una altura libre justa. Y es que no es un modelo apto para personas de más de 195 cm de altura. Esta limitación en altura, la zona estrecha para los pies y el hecho que las puertas son muy altas, son tres handicaps considerables a nivel de habitáculo.

Al volante

A nivel de conducción empezaremos por las impresiones en ciudad.

Precisamente la altura de las puertas -que te dejan un poco hundido en el asiento- más el tamaño en longitud del morro, hacen que parezca un coche poco fácil de maniobrar, especialmente en espacios estrechos o entre coches. De hecho, lo es. Cuesta acostumbrarse al campo de visibilidad que ofrece este deportivo cuando vas por la city. Pero bueno, al final uno se acostumbra.

Sorprendente  no, lo siguiente!

Sorprende muy gratamente la suavidad del cambio. Siempre sube rápidamente buscando marchas largas para que el coche vaya mucho holgado.

El tacto del acelerador es un poco incómodo al arrancar en frío. En esta circunstància el tacto es incierto. Cuesta  cogerle el toque justo cuando arrancas. Esto lo notamos especialmente al salir del aparcamiento.

Botón «Pàrking»

Hablando de aparcamiento. Hay un tercer aspecto que nos extrañó y que tenemos que situar en la columna de las mejoras a hacer. Cuando aparcas, has activar sí o sí el botón de “parking” (no se activa solo). Comentamos esto porque la mayoría de coches, tal como paras el motor activan el freno de mano automáticamente. En este caso no. Si al estacionar paras directamente el motor, el coche queda en neutro durante unos segundos, de forma que si estás en bajada, podemos tener un susto si olvidamos activar el botón de aparcamiento. Decimos unos segundos  porqué al abrir las puertas si que se activa el freno, pero el caso es que este lapsus de tiempo puede hacer que el coche se mueva y tope con el del delante.

Espectacular en carretera

Ya en carretera, las virtudes de este enigmático GT cobran vida al mil por mil. La posición de conducción, incluida la visibilidad ( que en ciudad es justa) pasan a ser excelentes.

El cambio y la manera como está configurado en automático es ideal. De hecho nos sorprendió como trabaja en carreteras con curvas encadenadas.

En manual todavía es más sorprendente. Y es que la sensación que se tiene al estar sentadoss tan atrasados, más la longitud del morro, hacen que pienses que tendrá un comportamiento menos dinámico. Nada más lejos. A pesar de conducirlo deportivamente, el coche traza fácil y no da ninguna sensación de subviraje. Es muy facil de encarar y sale como un trueno sea qué sea la curva.

Gran motor, mejor tracción!

El motor biturbo trabaja perfecto. Es extremadamente potente pero lo es de forma muy progresiva, como tiene que ser un buen GT.

La tracción es lo que -gratamente- más nos sorprendió. Este tipo de coches pueden ser un poco nerviosos por la parte trasera. Lo pusimos a prueba intensamente y reaccionó siempre con mucha potencia y con una tracción brutal.  Saliendo en segunda de las curvas que suben hacia Nagol, con el gas a tope y sin los controles activados y el coche no perdió nunca tracción. No hizo el más mínimo intento de hacerte un feo.

Cómo decíamos, entra muy bien en las curvas, incluso cuando bajábamos, y aquella carretera baja mucho! Los ingenieros han hecho un trabajo excelente con este GT. Es muy potente, noble, divertido y muy agradable de conducir.

Para quién es ideal?

Pues visto el resultado, para mucha más gente que no nos pensábamos antes de hacer la prueba.

Aparte de los “gentlemen” que buscan un deportivo con clase, solo para pasear, también es perfecto para los que además de pasear, buscan rendimiento y prestaciones. De hecho, el abanico de usuarios puede abarcarlo todo. Quizás no pilotos muy radicales, esto es evidente, pero si para todo el resto.

Todo aquellos, jóvenes y no tan jóvenes, que busquen un coche con clase, espectacular de bonito, pero también con grandes dosis de deportividad, tienen una gran opción con este GT de Mercedes-Benz.

  • Tres cosas buenas
  1. Línea atemporal, clase y elegancia
  2. Gran motor y gran chasis
  3. Los precios de ocasión. Uno de los mejores deportivos GT, en cuanto a calidad-precio
  • Tres cosas mejorables
  1. La falta de tacto del cambio en frío y el tema del freno de aparcamiento al parar
  2. Muchas versiones, incluido un 4 puertas. Esto le saca exclusividad.
  3. La falta de espacio para las piernas y de altura que lo limita a personas de menos de 195 cm.

BMW i8: El DEPORTIVO URBANO, ECO-FRIENDLY

Clase, elegancia, futurista y eco-friendly!

El i8 de BMW también es todo un ejercicio de diseño. Pero en este caso, todo un ejercicio de un futuro que ya está aquí gracias a modelos como este.

Si optáis por el BMW i8, las prioridades, virtudes y defectos tendrán una naturaleza muy diferente. Tanto como tienen por si mismos los conceptos de “pasado” y de “futuro”.

El silencio es -cómo en todo eléctrico- lo primero que destaca al arrancar. Lo segundo que llama la atención -también cómo en todo eléctrico- es la patada que tiene si apretas el acelerador. Sale literalmente volando.

Diseño futurista

Si os tira el futuro, este modelo es todo futuro! Las líneas, la apertura de las puertas, el casco de fibra de carbono a la vista, todos los canales, alerones y formas que recorren el coche para ganar en aerodinámica… Tremendo coche, que diría un cubano!

Entrar y salir no es fácil

Ahora bien, cuando vas a entrar descubres el primer punto negativo. Y es que hay una cosa que contrasta con la maravillosa sensación que tienes cuando abres la puerta, tanto por como es la apertura como, sobre todo, por su ligereza. Con estos dos aspectos tan conseguidos, descubres -para mal-   que conseguir entrar no resulta nada fácil!

El montante inferior está muy alto respecto del asiento y el superior es muy bajo. En resumen, complicado, muy complicado entrar!

Pero bueno, una vez sentado es un coche ancho y confortable. n cuanto a espacio, mucho más que el GT!

Interiores sencillos

Para ser un coche tan atrevido, moderno, tecnológico, futurista y de precio considerable, los materiales del interior no matan nada! Plásticos y forrados de tejido más bien “normalitos” cubren toda la cabina. Es una lástima el contraste que hay entre las súper pantallas y los materiales que las rodean. Y no será por el peso, que hay materiales de primera ultra ligeros, así que, en este aspecto… decepción!

Puertas de accionamiento vertical

Las puertas son -como decíamos- espectaculares, pero también hemos visto que son un problema si aparcamos en batería, puesto que se abren verticalmente pero hacia fuera, de forma que en batería los coches de los lados impiden que puedas acceder al coche!

En urbano y extraurbano ideal!

La prueba de conducción fue muy gratificante. Es un coche bastante ancho, pero es indiscutible que el silencio en modo eléctrico hacen que la conducción sea como una sesión de meditación!

Si además hablamos de un coche tan prestacional como este cuando lo apretas, pues lo tienes todo. Además, suena muy bien cuando vas en modo «Sport». Han conseguido un gran efecto «de attrezzo» con este ruido deportivo.

Look deportivo? Todo él!

Sea como fuere, tenemos que decir que no estamos al volante de un deportivo! Con esto queremos decir que estamos ante un coche más bien urbano o extra urbano de cercanías: futurista, prestacional pero no un deportivo, tal y como entendemos este concepto.

La diferencia  está en que conducimos un coche espectacular de diseño y con potencia suficiente para cuando nos haga falta, pero nada más allá.

Comportamiento deportivo?  Ninguno!

Aun así, ya puestos a probarlo, hicimos el mismo tramo de Nagol.

El tramo urbano estaba claro que lo superaba con nota, el de carretera conduciendo regularmente también, pero a la intentar forzar más de la cuenta pudimos comprobar el que era evidente.

Los dos motores no interaccionan ni se ayudan casi en nada. Los diferenciales no actúan como necesitas y la tracción, a pesar de ser un coche ultra ligero,  flota en exceso. No podemos criticar nada de esto, pues no es un coche pensado para conducirlo como un GT, pero puestos a probarlo, es lo que pudimos notar.

Para quién es ideal?

De hecho, gracias a esto último que hemos comentado pudimos entender del todo la filosofía de este espectacular coche híbrido.

El BMW y8 es un súper coche urbano y de proximidad. Luce un look brutal, disfruta de una aceptación social de primera, es futurista, moderno y con él puedes disfrutar mucho en tus desplazamientos del día a día, dando una gran imagen y disfrutando mucho. Precisamente, este es el perfil de cliente ideal para este coche.

Gente que priorice en las tecnologías de futuro, que quiera ser un referente social en cuanto a las prioridades del mediambiente, pero que quiera hacer todo a los mandos de un juguete muy visual, muy rompedor estéticamente y muy prestacional en términos de conducción urbanita y algo más allá.

  • Tres cosas buenas:
  1. Conducción en ciudad eficiente y divertida
  2. Look futurista y deportivo
  3. El concepto social “eco-friendly”.
  • Tres cosas mejorables:
  1. Nada prestacional si buscas prioritariamente deportividad.
  2. Los materiales del interior no corresponden ni con el exterior ni con el precio.
  3. La accesibilidad. Es complicado e incomodo subir y bajar e imposible aparcar en batería.

 

Raúl Tomàs / Marc Zorzano