,

BMW PRESENTA LA R 18 FIRST EDITION

Por fin! BMW ya presentó la R 18 First Edition y dada la situación, lo hizo en un singular evento en las redes sociales. n todo caso, si sois de los que todavía no habéis sabido mucho, este artículo os encantará, pues en él os desvelamos todos los secretos de la BMW R 18 First Edition,  la nueva e impresionante custom del alemanes.

Antes que nada. hay que decir que estamos ante una moto grande, muy grande. Es una moto imponente, de corte clásico, pero dotada con la mejor tecnología del momento.

El eterno bòxer, al límite!

Desde que los de BMW Motorrad empezaron con el proyecto, ahora hará ya cuatro años, todo ha girado entorno de más importante, el llamado “Big boxer” que llevaremos anclado entre las piernas.

Con 1.802 CC queda claro por qué lo de “big”, pues este es el motor bóxer más grande fabricado por los bávaros en toda su historia.

Los objetivos de BMW eran claros: por un lado tenía que ser una moto imponente, estilos y muy visual a la hora de conducirla. Por el otro, que aun así, fuera casi extremadamente fácil y divertida de conducir.

Grande pero ágil

A pesar del tamaño, la intención era que tuviera un comportamiento altamente reactivo, motivo por el cual se aventuraron con este súper dos cilindros.

Si bien la potencia máxima anunciada de 91 CV a 4.750 rpm no es excesiva para un propulsor de este nivel de cubicaje, el par máximo declarado sí que lo es. Y es que aquí donde la veis, declara 158 Nm (16,1 kgm) a solo 3.000 rpm, y se mantiene por encima de 150 Nm entre 2.000 y 4.000 rpm. El corte de encendido no llega hasta las 5.750 rpm. Así que sí, estamos ante una “fat” pero en muy buena forma!

Reforzada al límite

Para poder soportar tal capacidad de impulso, todos sus componentes han sido sobredimensionados y reforzados al límite. Así, con una carrera de 100mm, las bielas son realmente grandes, doblando prácticamente en peso a las qué utiliza el motor bóxer de 1.254 CC que todos conocemos.

También se ha trabajado intensamente en el sistema de lubricación del motor, responsable a su vez de refrigerarlo. Además, hay que tener en cuenta que no incluye refrigeración líquida y que se adapta en la normativa Euro5.

Otro objetivo del departamento de diseño de BMW Motorrad fue queeste gigantesco dos cilindros recordara a sus primeros motores bóxer. Por este motivo la caja de cambios -de seis relaciones- está situada en un segundo cárter que hay en la parte posterior. Destacar que incluye embrague monodisco en seco con mando hidráulico y sistema antibloqueo, una característica nunca vista hasta ahora en un embrague de este tipo.

La transmisión por medio de cardán con su eje a la vista también quiere rememorar a los primeros motores bóxer de la marca.

Concepto  “Soft Tail”

El chasis que “sujeta” debidamente este  motor es doble y està reforzado con acero.

Al incluir una suspensión de tipo cantiléver con el amortiguador prácticamente reclinado y colocado en la parte superior bajo el asiento de la parte posterior, estamos ante un concepto de moto “soft tail”.

Por su lado, la robustez y longitud de los tubos del bastidor, la horquilla telescópica delantera con barras de 49 mm, confirman la magnitud de la propuesta alemana.

Como buena custom, los recorridos de las suspensiones son de 120 mm en el eje delantero y de 90 en el posterior. Sin embargo, el ángulo de 26,7° de la horquilla no es tan exagerado como en otras motos similares, detalle que además favorece mucho la agilidad.

Posición de conducción

La posición que conducción es también muy natural gracias a que a pesar de la longitud de la moto, los estribos están situados muy centrados. También favorece este aspecto el hecho que el manillar es de brazos largos, evitando que este necesite inclinarse hacia delante. El gran y confortable asiento acaba de garantizar todo lo referente a comodidad en ruta. Destacar que la altura respecto al suelo es de solo 690 mm.

En lo referente a los frenos, tanto los dos discos delanteros como el detrás tienen el mismo diámetro, (300 mm). La frenada es de tipo integral parcial, es decir, cuando se frena desde la manera se actúa en los frenos de ambos ejes, mientras que si frenamos desde el pedal solo se frena por el detrás. Comentar que como la distancia entre ejes es de 1.731 mm y  que las llantas calzan unos neumáticos de 120/70-19” delante y de 180/65-16” detrás, esta, como la gran mayoría de motos con este tipo de arquitectura, se frenan principalmente por detrás.

Electrónica de primer orden

A diferencia de cualquier moto ‘cruiser’ del mercado, la nueva R 18 First Edition llega equipada de origen con tres mapas de conducción: Rain, Roll y Rock.

Entre la equipación de serie encontramos el control de tracción desconectable (ASC) y el control de par de arrastre del motor (MSR). El MSR sirve para evitar que el neumático posterior patine en aceleraciones bruscas.

La llave de contacto por proximidad es otro de los detalles que se incluyen de origen.

Entre las opciones disponibles de fábrica destacan la marcha atrás y el asistente de arranque en pendiente, dos ayudas muy de agradecer ante una moto de 345 kg.

Otra opción de fábrica destacable es el sistema adaptativo de alumbrado en curvas. Hablando de luces, todas, incluidos los intermitentes, son de tipo Led.

BMW R5 del 38

Salta a la vista que el diseño de todo el conjunto es el de una moto clásica, de hecho,  la R 18 quiere rememorar la BMW R5 de 1938.

El plástico no está presente en ninguna parte. En este sentido,  las aletas, tapas laterales, protectores de horquillas o las carcasas del faro y la instrumentación son de chapa de acero.

Rematan este estilo retro los escapes cromados de los dos lados, que con unos silenciadores espectaculares y muy propios de hace años, evocan irremediablemente tiempos pasados.

Berlín Built

La instrumentación anclada a la platina superior de la dirección es grande y compacta y su diseño es también muy clásico. Cuenta con un solo reloj en el cual el velocímetro analógico es el principal protagonista. En todo caso, también incluye un pequeño panel digital que ofrece la información básica necesaria.

Otro detalle destacable es la inscripción “Berlin Built” que pretende dejar claro que la moto se fabrica en la factoría de Berlin-Spandau.

Una última característica muy especial es su espíritu monoplaza, pues a pesar de poder ser biplaza, es esta configuración la que mejor visual le da y la que se ofrece de origen.

Si sois de dos plazas, tranquilos, entre las opciones hay varios asientos y respaldos para el pasajero, de manera que seguro que podréis convertirla en biplaza.

Prohibitiva pero rentable

Su precio en Andorra rondará los 20 mil euros, pero dada la larga lista de opciones disponibles, el precio subirá notablemente más. Sea cómo fuere, esta es una pieza que siempre tendrá un valor de venta a la alza. En caso de querer venderla siempre ganaréis dinero.

El tema está en quien se la querría vender?

Para otras novedades en motos, aquí

Fotos: BMW