,

EL AIRCAR KLEIN VISION CONCLUYE CON ÉXITO PRUEBAS DE VUELO

Ya son unos cuántos los conceptos de coche volador que se están desarrollando desde hace unos años, entre estos el Klein Vision AirCar.

Dado que acaba de realizar varias pruebas de vuelo tripulado, con sus respectivos despegues y aterrizajes y que todo los ha salido a la perfección, está claro que este modelo conceptual acaba de hacer un gran paso. Por ello, nos ha parecido oportuno dedicarle un pequeño reportaje.

Este aereo-coche, coche volador o ‘autovioneta’  -que cada cual lo denomine como prefiera-  es un prototipo de dos plazas que a diferencia otras propuestas voladoras, no necesita operar obligatoriamente desde ningún aeropuerto.

Coche y avión, todo en uno!

Bien es verdad que un concepto de transporte que nos permita mezclar las ventajas  de un automóvil con las de un pequeño avión, aunque pueda parecer que queda lejos de ser una realidad, podría no estarlo tanto.

Este es un pastel muy tentador! Es una nueva línea de negocio con muchas expectativas, aunque también es cierto que  fácil de salir adelante no será.

Pero bueno, lo cierto es que ya hace años que muchos fabricantes, ingenieros entusiastas o simplemente magnates con ganas de ser los primeros en salir al mercado, están trabajando intensamente en este tema.

Los primeros harán Historia

Que la gente sueña con automóviles voladores no es nada nuevo. Pero la verdad es que a medida que pasa el tiempo, y más allá de que -como decimos- el tema no será sencillo ni a nivel tecnológico, ni a nivel legislativo, ni de seguridad, lo cierto es que esta opción va cogiendo forma poco a poco, pues representa una alternativa de movilidad que en un futuro tendría que llegar a ser posible.

De hecho, hay muchos grupos, como el gigante coreano Hyundai, que están trabajando en este concepto desde hace tiempo. Pues bien, como ellos hay muchos otros.

Nada que ver con drones autónomos

También es cierto que lo que últimamente ha cogido más impulso son los drones no tripulados. Tanto es así que en Dubai están muy cerca de poner en marcha un servicio de taxi autónomo con drones.

En todo caso, a pesar de que este tipo de aparatos también es un invento muy interesante, no tiene nada que ver con el AirCar de Klein Vision.

Una cosa es un dron autónomo y otra un coche volador tripulado. Además, a pesar de que esto de los despegues y aterrizajes no nos ha quedado demasiado, a priori el AirCar no tendría que necesita ninguna pista específica para despegar o aterrizar.

Sea como fuere, el planteamiento de levantarte una mañana y coger  tu nuevo coche para acabar volando hacia el trabajo, en lugar de hacerlo circulando por carretera , es de lo más atractivo.

Entre súper deportivo y Transformer

Este automóvil volador con aspecto de súper deportivo se transformar en un avión en unos 3 minutos. Ese es el tiempo justo que necesita para extender o retraer las alas y la cola.

La cabina está diseñada para alojar al piloto y a un acompañante, y puede cargar hasta 200 kg.

1000 km de distancia

A nivel de propulsión, el AirCar equipa un motor de 1.6 litros y 140 CV de BMW.
Con un peso de 1.100 kg en orden de marcha/vuelo, la autonomía llega a los 1.000 km de distancia, lo cual no está nada mal.
La velocidad media de crucero no supera los 200 km/h. En cualquier caso, como normalmente se vuela en linea recta, 200 km son muchos kilómetros.

Cuantos juguetes chulos que nos depara el futuro verdad?

Acabemos dejándoos este video de la marca en el que muestran las pruebas que han llevado a cabo.

Para acceder a más reportajes, seleccionad el apartado al que deseáis acceder desde el menú superior del blog.

Fotos: Klein Vision