,

LAND ROVER DEFENDER: AVENTURERO Y URBANITA

Si en el caso de los Estados Unidos el Wrangler ocupa un sitio especial en el segmento de los 4×4,  en el viejo continente una de las referencias indiscutibles del segmento de los todo terreno ha sido el Land Rover Defender. Pues bien, todo apunta a que lo será de nuevo. Y es que el modelo iconico que en 2015 anunciaba su salida del mercado regresará de nuevo en pocas meses.

El regreso

Además, si ya de por si recuperar un modelo tan apreciado es motivo de alegría para tantos, hacerlo enfundado en este nuevo traje de SUV moderno y tan prestacional ha sido un notición extraordinariamente recibido. Tanto es así que a pesar de venir marcado por un lineal de precios considerable, todo apunta a que el nuevo Defender triunfará.

Por muy SUV que ahora sea, promete aptitudes que no harán otra cosa que dejar el pabellón tan alto como lo dejó su antecesor,  eso sí, mejorando obviamente todo lo referente a nuevas tecnologías, rendimiento, eficiencia, conectividad y seguridad.

Dos versiones

La nueva entrega llegará en dos versiones: Defender 90 de tres puertas (4,32 metros de largo) y Defender 110 de 5 puertas y 4,76 metros.

100% Defender

Gracias al diseño de su carrocería, el nuevo Land Rover Defender sigue enfatizando las mismas señas de identidad que los modelos que han desfilado a lo largo de casi 70 30 años de existencia. Y es que entre los mucho rasgos de identidad que lo hacían inconfundible, seguirán estando algunos, como el frontal o los portones con la rueda de repuesto. En este sentido, para que no nos hagáis responsables de no poder cerrar el garaje, apuntar que la característica rueda anclada al portón posterior añade 26 cm a la longitud total del vehículo antes comentada.

Esta nueva interpretación del modelo más 4×4 de los británicos a nacido a partir de los rasgos del Land Rover DC100, un prototipo presentado en 2011.

El parachoques es uno de los elementos característicos que llegan a partir de ese proto, como también lo son los pequeños voladizos, los laterales con las ventanas de tamaño contenido y las aletas. Todo esto en conjunto completa ese diseño tan atractivo.

En todo caso, lo más mágico es que tal y como podéis ver en las imágenes, estamos ante un modelo completamente nuevo, moderno, actual y muy sugerente.

Un 4×4 también urbanita

Como pasa de ser un 4×4 puro para sumarse a la tendencia SUV, es decir, para mucho más que para salir solo a rodar por pistas rurales, el nuevo Defender propone niveles de confort y de protección muy interesantes. Gracias a ello poder lucirlo con total comodidad, con la máxima seguridad y tanto tiempo como requiere un coche de uso cotidiano no será un problema, todo lo contrario!

Destacar que si a pesar de todo lo queréis llevar al fin del mundo, la carrocería se ofrece con una película de protección a base poliuretano que sirve para protegerla de ralladuras. Este film de protección se puede eliminar fácilmente.

Eficiente fuera pista

Ya que mencionamos las salidas 4×4, destacar que las capacidades off-road siguen siendo excelentes. Por ejemplo, el recorrido de suspensiones es de 50 cm, muy cercana a la de los últimos Defender. Los 22 cm de altura de la carrocería respecto del suelo (30 centímetros si incluyéramos suspensión neumática), más las medidas antes mencionadas, garantizan unas cotas ideales para un uso 100% todo terreno.

Además, las cotas de ataque, salida y ventral del Defender 110 son de 30,1, 37,7 y 22º respectivamente, llegando a 38, 40 y 28º en la posición todo terreno con la suspensión neumática. Con la misma configuración, las mejores cotas posibles del Defender 90 son de 38, 40 y 31º, o de 31, 38 y 25º con muelles helicoidales.

También su profundidad de vadeo es similar a la de los modelos precedentes, llegando hasta 90 cm (85 con muelles de acero) Eso sí, ahora -cosas de la tecnología- la podemos monitorizar desde la pantalla central.

El Defender incluye también un programa «Wade Terrain Response», un sistema de control de los programas de conducción destinado a afrontar los pasos de agua.

Este sistema suaviza automáticamente la respuesta del acelerador, define las opciones de la calefacción y ventilación ideales para que el aire recircule, controla el bloqueo de la transmisión y coloca en la posición más elevada las suspensiones.

Sistemas y asistentes

Mas allá de estos registros, la nueva generación Defender incorpora lo último en sistemas, muchos de ellos impensables años atrás.

Por ejemplo. El nuevo Defender incluye asistentes de confort en ruta como el «Drive Assist Pack» con control de velocidad de crucero adaptativo y con aviso de colisión trasera monitorizado que activa las luces de emergencia si hay riesgo de impacto con los vehículos que están por detrás.

El asistente de aviso presencial de vehículos en el ángulo muerto, el monitor de marcha atrás o el detector de salida libre de obstáculos, son otros sistemas que incorpora la nueva generación Defender de Land Rover.

Otras tecnologías disponibles son la frenada de emergencia, el asistente de permanencia en el carril, el sistema de reconocimiento las señales de tráfico, el sistema de salida segura, limitador de velocidad, el sistema de alerta por distracción del conductor o los sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

Ah, el ABS incluye ahora ESP!

Interiores a la altura

El interior, también muy fiel a los Defenders que todos recordamos, es minimalista y funcional, pero al mismo tiempo desborda elegancia, con lo que el estilo es 4×4 y urbanita al mismo tiempo, algo que los Defenders precedentes no contemplaban.

SUV musculoso

Los nuevos Defender han substituido los tornillos y remaches de sus estructuras por nuevas carrocerías autoportantes hechas sobre todo a base de aluminio.

En todo caso, aún siendo de aluminio el Land Rover Defender tiene un peso considerable: 2.065 kilos para el 90 y 2.261 para el 110.

Una gran ventaja de ser un SUV tan musculoso está en su capacidad de remolque, pues puede desenvolverse con soltura con hasta 3.500 kilos. Además, con el «Advanced Tow Assist» un asistente controlable desde una rueda de la consola central, se puede maniobrar fácilmente marcha atrás.

Con dos filas de asientos, la capacidad del maletero del cinco puertas (110) es de 646 litros y de 464 si llevamos tres filas. Ahora bien si plegamos las filas de asientos la capacidad sube exponencialmente hasta los 2.380 litros de capacidad, (2.233 en la versión de siete plazas).

Nuevo chasis

El nuevo Defender presenta una rigidez de carrocería tres veces superior a la anterior. Eso es así gracias al concepto de construcción monocasco «D7x» con suspensiones independientes en ambos ejes. La trasera la han evolucionado los de Jaguar y puede llevar muelles helicoidales o neumáticos, en este caso con amortiguadores de ajuste variable. La tracción a las cuatro ruedas cuenta con la posibilidad de bloquear el diferencial central y trasero desde la pantalla del salpicadero.

El cambio es para toda la gama un auto-secuencial ZF con 8 velocidades, más la caja reductora.

En todos los casos, sean las llantas de 18, 19, 20 o 22” el diámetro de las ruedas es siempre 81,5 cm. Esto implica un abanico de medidas en los neumáticos de entre 255/70 R18 y 275/45 R22.

4 opciones de motor

La plataforma D7x que hemos comentado del chasis permite el uso de motores de cuatro y seis cilindros. Más adelante se incorporará una versión electrificada y una híbrida enchufable que en principio llegará a lo largo del próximo 2020.

Todos los motores están sobrealimentados con turbo. Los dos diesel corresponden a motores de dos litros de la familia «Ingenium», siendo el primero de nueva factura. Sus potencias son de 200 y 240 CV.

En gasolina hablamos de un dos litros y 300 CV y de un tres litros con 400 CV. Este último alcanza los 208 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6 segundos.

Respecto a temas de consumo, lógicamente son los dos motores diésel los que ofrecen las cifras más bajas. En este sentido hablamos de 7,5 litros a los 100 kilómetros (NEDC) en ambas versiones.

Electrónica superior

La electrónica es otro punto fuerte muy sobresaliente. En este sentido el nuevo Defender incorpora hasta 85 centralitas. Su red interna está preparada para ser compatible con la red 5G. Gracias a ello, una vez esté operativa del todo podrá recibir actualizaciones en cualquier momento sin necesidad de asistencia externa.

Tanto es así que podrá avisar al propietario de cualquier problema, anticiparlos o incluso resolverlos sólo automáticamente.

Gracias al paquete «Online Pack, los usuarios pueden contar con conexión a internet permanente. Con el paquete «Wi-Fi on Board» se podrá dar acceso de WiFi a todos los pasajeros.

Respecto al sistema de infoentretenimiento, el Defender presenta el «Pivi Pro». Consta de una pantalla táctil de situada en el centro del salpicadero. Es compatible con Android Auto o Apple CarPlay. También incluye sistema de carga inalámbrica para teléfonos móviles , cinco puertos USB, seis de 12 voltios, uno de 230 y Bluetooth.

En combinación con la pantalla, se pueden liberar indicaciones para llevarlas frente al conductor. Esta instrumentación es configurable y se complementa también con un HUD a color que puede replicar al momento lo que aparezca tras el volante.

Entre las ayudas a la conducción disponibles para el conductor hay sistemas de gran éxito en modelos recientes, como las cámaras periféricas 3D que muestran todo el perímetro alrededor del Defender,. También está el «ClearSight Ground View» que hace “transparente” la parte frontal del capó para ver lo que hay justo delante del radiador del coche, o el «ClearSight Rear View» que convierte el retrovisor en una pantalla para la cámara posterior.

Personalización y equipamiento

La personalización de los Defender se basa en los habituales niveles de equipamiento: «First Edition» (limitada), «S», «SE», «HSE» y «X».

También habrá cuatro paquetes de accesorios más, más una larga lista de accesorios que podrán adquirirse individualmente. Entre estos citaremos los diferentes portaequipajes exteriores, los escalones de acceso, una escalera desplegable para techo o los tubos laterales para proteger los estribos.

Paquetes opcionales

Los paquetes disponibles serán: el «Explorer Pack», incluye soporte de techo para 26 kg, portaequipajes externo, faldones, funda de rueda de repuesto y protectores para los pasos de rueda.

El «Adventure Pack» cuenta con sistema de lavado con depósito de agua de 6,5 litros, compresor de aire, portaequipajes, faldones, funda de rueda y protector para el estribo trasero.  El «Country Pack» incluye protectores para los pasos de rueda y estribo, sistema de lavado y separador para el espacio de carga. Finalmente el «Urban Pack» incluye protector trasero y funda, protector inferior para el parachoques delantero y pedales de metal.

Rango de precios

Los precios, teniendo en cuenta que todavía podrían variar de aquí a la entrega definitiva, partirán desde los 60 mil euros del acabado «Standart» con el motor diésel de 200 CV, hasta los más de 100 mil del acabado «X» de gasolina y 400 CV. Eso sí entre todas las versiones los precios cubrirán escalonadamente ese rango entre los 60 y los 100 i pico mil.

De momento está prevista la llegada del Defender 110. Si todo va bien estará en Cars Pyrénées entre enero y febrero. Hacia la primavera será el turno del modelo corto, el Defender 90.

Pedidos abiertos

En Cars Pyrénées ya aceptan reservas y pedidos en firme. Allá os informarán con más precisión de los plazos previstos hasta su recepción, de los extras y de cualquier otra duda que podáis tener.

Recordad que Cars Pyrénées se encuentra en la sede central de automóviles de Grup Pyrénées Automoció. Concretamente están en Prat de la Tresa s/n, bajando hacia Sant Julià.

 

Fotos: media.landrover.com