, ,

INDIAN FTR 1200: LLEGA LA 1ª TRACKER STREET

En està edición de septiembre os presentamos la última apuesta -segura a nuestro juicio- que han hecho los de Indian.

Hablamos de la espectacular FTR 1200, una moto que llama mucho la atención tanto conceptualmente como por su peculiar estética.

De hecho, si no eres aficionado a las Flat Track, te resultará muy difícil encasillarla.

Imponente y polivalente

La Indian FTR 1200 es una potente, imponente, de apariencia ligera, pensada para disfrutarla a diario.

Viniendo de Indian, una de las marcas más importantes a nivel mundial a principios del siglo pasado y expertos en el variado segmento de las custom, la sorpresa cobra aún más importancia.

Metamorfosis by Polaris

Lo cierto es que desde que Polaris adquirió Indian hace ya casi 6 años, las directrices han añadido rumbos nuevos. Muestra de esto la tenemos con esta novedad tan alejada del saber hacer de siempre de Indian. Y es que la nueva dirección de Indian ha sabido reflotar el espíritu de la mítica marca con nuevos modelos más actuales en cuanto a tendencia y con ello, demanda.

Y es que como podéis ver en las imágenes, la FTR 1200 nada tiene que ver con el estilo custom de las motos habituales del catálogo Indian.

Cuerpo nuevo, corazón de siempre

La cuestión es que llegado el momento, y con el mercado más que claro, los nuevos jefes de producto de Indian cogieron por banda al equipo de ingenieros de la marca y les pidieron que diseñaran una moto completamente opuesta a lo que estaban acostumbrados, pero que aún así transpirara el ADN de Indian por los cuatro costados. Tenía que ser una moto muy dinámica, deportiva y muy ágil.  Eso sí, pudieron seguir usando una de las mejores mecánicas de la marca desde siempre, concretamente la misma que usan las Scout.

Así pues, a partir de ese propulsor, y desarrollando un moto cuyo diseño se basó en la FTR 750 que compite en el campeonato AMA de Flat Track, empezaron a trabajar.

Imagen de la FTR750 Flat Track de competición

Resultado inmejorable

Al final el resultado no ha podido ser más acertado! La Nueva FTR 1200 llega como un nuevo concepto de moto llamado “Tracker Street” una moto de carreras de pista, pero homologada para la calle. 

En este sentido, tanto la disposición de los elementos mecánicos como los de la parte ciclo son similares al modelo de carreras, incluso hay disponibles unos neumáticos Dunlop preparados en base los DT3 que montados acercan aún más l aspecto off-road tan propio de las Flat Track de competición.

Dos versiones, varios acabados

Hay dos versiones disponibles. Por un lado está el modelo estándar y por el otro el “S”, más equipado.

El catálogo de accesorios y equipamiento -muy extenso- está disponible para ambas por igual. No obstante,  la S propone una terminación «Race Replica»  con un escape Akrapovic de serie. 

Descubriendo sus formas

Lo más atractivo de esta moto es que en el mercado Montero se presenta como un producto nuevo, diferente al nada conocido.

Al detalle no aporta nada que no exista en otras motocicletas. Los frenos, las suspensiones o la electrónica son productos conocidos llegados de diferentes firmas. Ahora bien, el motor, el chasis y sobretodo el diseño en su conjunto es lo que destaca. Y en el caso de la FTR 1200 de Indian destaca muchísimo. La línea de cintura súper plana, un centro de gravedad muy bajo y el incombustible bloque motor de 1.203 cc son el pilar fundamental de esta nueva creación. 

Un gigante compacto

A pesar de su gran batalla de 1524 mm, de sus 2.287 mm de longitud, de ser bastante alta -la altura del asiento es de 840 mm- o de incorporar llantas de hasta 19’’ pulgadas, la FTR 1200 tiene en su conjunto un volumen muy compacto.

De todas estas cotas, con la que mas me quedé fue con la de la altura del asiento. Y es que verdaderamente estamos ante una motocicleta muy alta. En este sentido creo que para ir bien hay que medir un mínimo de 1,80, si no, malo.

Centro de gravedad bajo

El depósito -de 13 litros-  se encuentra debajo del asiento, con lo que se consigue tanto que el centro de gravedad sea muy bajo y que la distribución de pesos esté muy centrada.

El recorrido de las suspensiones es de 150 mm y aunque el peso en vacío es de unos considerables 221 o 222 Kg según sea el acabado de serie o el S, lo cierto es que en marcha es ágil y de tacto ligero, incluso a baja velocidad.

1203 CC i 123 CV

El gran ‘As’ que guarda en la manga esta nueva moto es precisamente algo que viene de muy lejos, su motor. El dos cilindros en V a 60 grados con 123 CV a 8.250 rpm y un par de 120 Nm a 5.900 rpm es uno de los mejores motores de Indian!

Eso sí, muchos de sus componentes han sido rediseñados para adaptar el conjunto a la  FTR 1200. Por ejemplo, para optimizar el flujo y maximizar la potencia se ha recolocado la caja de admisión de aire sobre el motor.

El uso de magnesio en algunos elementos o un cigüeñal de baja inercia para poder subir más de revoluciones, son otros de los aspectos destacables de la transformación del motor, que también ha aumentado la cilindrada hasta los 1.203cc , el diámetro de los cilindros en 3mm y el Ratio de compresión hasta los 12.5:1.

Acerca de la «S»

De la acabado «S» habrá la opción de elegir entre dos tipos de combinación de cosmética bicolor: negro con laterales en gris o titanio con los laterales en rojo.

Finalmente habrá un tercer diseño en negro con los laterales en blanco y que implica la terminación Race Réplica.

Hay un modelo de base que no llega a los 13.000 euros, pero no está disponible en. nuestro mercado. De hecho, hoy por hoy solo hay la Réplica disponible.

Precios y acabados

Hablando de precios precios, Las S con los acabados en dos tonalidades salen por 13.900 euros y la Race Réplica por 14.995

La diferencia de precio de una «S» con el modelo de base está en que las «S» incorporan más elementos: pantalla táctil LCD de 4,3” en color con conexión vía Bluetooth, suspensiones regulables en precarga, extensión y compresión, una unidad de medición inercial o «UMI» con sistemas de ayuda como el control de estabilidad, el “anticaballito”, el ABS y tres modos de conducción : «Rain» «Standard» y «Sport».
Apuntar que en cualquier momento tanto el control de tracción como el ABS pueden desconectarse.

Ya de serie en todos los acabados está la iluminación LED total.  Destaca mucho el faro delantero, que con multitud de formas geométricas tiene un aspecto muy sugerente. Dependiendo de la versión lleva un embellecedor más o menos vistoso.

La toma USB también es un elemento común que encontraréis en cualquier de los acabados.

Para más info

Si queréis saber más a fondo todo lo que esconde la nueva FTR 1200, dirigíos a  Intermoto, concesionario Indian para Andorra. Allá os podrán informar con todo lujo de detalles sobre esta espectacular novedad de Indian. Los encontraréis en Baixada del Molí, 52. Teléfono +376 869230.

Fotos: Indian