, ,

MCLAREN ELVA: 1,7 MILLONES DE MOTIVOS PARA DISFRUTAR DEL VIENTO

McLaren Elva: más de 1.7 millones de motivos para disfrutar del viento. Así hemos querido titular el artículo de presentación de la última creación de McLaren, un deportivo biplaza diferente a todo lo que han hecho hasta ahora y del que solo se fabricarán 399 unidades a un precio de 1,7 millones de euros.

Elva: un homenaje

El Elva le debe el nombre a un fabricante de chasis inglés que suministró sus productos durante bastante tiempo a McLaren, concretamente durante los años 60. Hoy en día ya no existe.

Así pues, los de Woking han querido poner en valor su legado deportivo y de competición en un coche totalmente diferente al resto.

4 litros, 850 CV y 800 Nm

Mecánicamente el nuevo roadster biplaza equipa un motor 4.0 V8 con 815 CV y 800 Nm de par. Va asociado a un cambio automático de doble embrague. Todo ello hace que el Elva acelere de 0 a 100 en menos de tres segundos.

Ejercicio de aerodinámica

Pero todavía hay algo más importante que su motor; el ejercicio hecho en términos  de aerodinámica y de diseño. Sus creadores han buscado conseguir la máxima eficiencia aerodinámica. También crear un flujo de aire para proteger los ocupantes, puesto que el Elva no tiene ni techo, ni parabrisas.

Gestión increíble del aire

En este sentido, el sistema de gestión de aire ‘AAMS’ que estrena McLaren en este coch,  tiene dos funciones básicas: que los ocupantes del coche no tengan la necesidad de llevar casco y ya puestos -y no menos importante-  aprovechar el viento para refrigerar varios elementos mecánicos del coche, como por ejemplo la caja de cambios o el motor.

La incógnita del peso?

Además de su aerodinámica, el nuevo Elva también apuesta por la ligereza. Por eso utiliza materiales como por ejemplo la fibra de carbono, el aluminio o elementos como frenos carbonoceràmics. Todo lo que sea necesario para poder mantener a raya el peso de este roadster. Curiosamente, la marca no lo ha querido hacer público, al menos de momento.

Estéticamente el nuevo Elva es una preciosidad de coche. También es cierto que recuerda bastante al Ferrari SP2 Monza. Negarlo, como lo niegan desde McLaren, es negar la evidencia, pero tampoco queremos entrar en esto ahora.

El Elva no tiene ni techo, ni parabrisas (esto último la marca lo instalarà sin coste  si el comprador lo quisiera así). Puertas si que tiene, pero la idea es que no sean funcionales. Y es que en realidad el acceso está pensado para hacerlo sin tener que abrirlas. La idea es acceder saltando.

Los asientos están inspirados en los de competición, mientras que los instrumentos y el volante, también de corte “racing”, están pensados para ofrecer sensaciones puras y 100% deportivas al piloto.

Pero como la deportividad no está reñida con los adelantos, el Elva está equipado con un cuadro de instrumentos totalmente digital y con una gran pantalla táctil de diez pulgadas. Desde estos apoyos se controlan la mayoría de parámetros, incluyendo algunos muy singulares, como hacer la función de retrovisor central.

Informaos en Kars Automóviles, especialistas en este tipo de automóviles. Ellos podrán ampliaros esta información y, sobre todo, hacer lo necesario para intentar conseguiros -si aún es posible- una de las 399 unidades.

Si queréis acceder a otros modelos premium publicados, haced clic en este enlace

Fotos: McLaren