PRESENTACIÓN MUNDIAL DEL PROTOTIPO TOYOTA BZ4X

Ayer lunes 19 de abril Toyota presentaba en el Salón del Automóvil de Shanghai su prototipo bZ4X, el primer modelo de una serie de vehículos eléctricos con batería –battery electric vehicles (BEV)- y por lo tanto sin emisiones. Cuando decimos  ‘eléctricos con batería’, lo hacemos para diferenciarlos de los eléctricos a base de pila de hidrógeno.

Se trata de un todocamino de tamaño medio con tracción total y es parte esencial de la transición de Toyota en su afán de redirigir su flota hacia una movilidad mejorada a todos los niveles.

Las siglas ‘bZ’ hacen referencia a ‘beyond Zero’ -más allá de cero- y reafirman precisamente eso, el compromiso de la marca no sólo de reducir a cero las emisiones de carbono, también su compromiso de ir más allá para obtener mejores beneficios para el medioambiente y para la sociedad en general.

En este sentido el Toyota bZ4X es mucho más que otro coche. Se trata de un vehículo que además de transportarnos se presenta como un espacio cómodo, funcional y totalmente conectado en el que poder disfrutar mientras nos desplazamos.

Exterior dinámico y funcional

Su imagen exterior está a la altura de las grandes expectativas que genera conducir un vehículo eléctrico y hacerlo sin tener que renunciar a nada, todo lo contrario!

Todo el frontal en su conjunto trasmite mucho carácter al coche.

Como todo eléctrico, el frontal abandona la tradicional parrilla de refrigeración. En su lugar este espacio aloja los sensores, cámaras, así como otros elementos aerodinámicos en un espacio diseñado con forma de llave plana. Bajo esta se encuentra una rejilla de ventilación tanto para las baterias como para los discos de freno delanteros.

De perfil llama la atención el techo tipo flotante acabado en negro. También destacan mucho los pasos de rueda delanteros. Como el techo, estos también están acabados en negro, aunque el detalle más llamativo lo encontramos en que nacen a partIr del mismo frontal, de tal forma que envuelven todo el lateral delantero desde la parte inferior de los faros hasta la parte superior de las ruedas.

Interiores espaciosos y confortables

El Toyota bZ4X se ha fabricado sobre la nueva plataforma modular e-TNGA, desarrollada especialmente para los modelos eléctricos.

La gran distancia entre ejes y los voladizos cortos han ayudado a crear un habitáculo notablemente amplio en todas sus cotas. De hecho, el espacio que ofrece para las piernas en las plazas posteriores es descaradamente amplio.

La parte delantera del habitáculo se ha diseñado en torno a un módulo de conducción que proporciona al conductor la sensación de estar conectado directamente a la carretera y a la información más relevante.

En este sentido, el cuadro de instrumentos, colocado más abajo, abre la visibilidad panorámica y enfatiza la sensación de espacio.

El cuadro de instrumentos digital se encuentra sobre el volante, de modo que apenas hay que mover los ojos para consultar la información. esto es así gracias al nuevo volante, que abandona la clásica forma circular.

Los controles están agrupados en torno a la consola central, diseñada para un reconocimiento y una manipulación muy sencilla y rápida. Concentra la mayoría de controles. Incluye una ruleta con un mono mando tipo joystick para el selector de marchas de conducción. En segundo lugar tenemos un touchpad tipo ordenador portátil con el que se  controla la pantalla central. Debajo de la pantalla central  están los controles del clima, así como los de confort.

Adiós al volante circular

Como hemos dicho, el Toyota bZ4X no lleva el clásico volante circular. En su lugar incorpora uno más parecido al timón de una aeronave. Según los japoneses, gracias a la nueva horquilla de dirección y al nuevo sistema de dirección por cable, el conductor tiene mucho más control y precisión de maniobra, lo que elimina la necesidad de que tenga que deslizar las manos por la superficie del volante para realizar giros pronunciados, por cerrados que sean.

El efecto visual es espectacular!

Dirección por cable

Gracias a la horquilla de dirección y a la dirección por cable el conductor goza de un mayor control. Además esta tecnología suprime las interferencias procedentes de superficies desiguales consiguiendo una respuesta más precisa en relación a la velocidad del vehículo y al ángulo de giro.

Gestión de la batería, la clave!

El programa de desarrollo se ha valido de los más de 20 años de liderazgo de Toyota-Lexus en el campo de la electrificación de vehículos. Así, la unidad de propulsión eléctrica, es decir, el motor, la unidad de control y el sistema de gestión de la batería, proporciona una eficiencia líder en la categoría, así como una autonomía sorprendente.

Esto se refuerza aún más gracias a un sistema de carga solar a bordo, siendo uno de los primeros coches de producción que estrena esta tecnología. Gracias a este binomio se ampliará considerablemente la autonomía de las baterías . Y es que con la gran experiencia de Toyota en el desarrollo de baterías para sus modelos híbridos eléctricos e híbridos enchufables, los japoneses han logrado desarrollar esta nueva generación de baterías, las cuales, además del apoyo derivado de la tecnología solar, también son mucho más grandes y potentes.

Antes de seguir hagamos un inciso para,  si os apetece,  que veáis este video de presentación del coche:

Un auténtico tracción total

Al contar con motores eléctricos en ambos ejes (delantero y trasero), el Toyota bZ4X es de tracción total. Este sistema se ha desarrollado en colaboración con Subaru, experto como pocos en esta materia. Estos conocimientos combinados con los de Toyota han dado lugar a un excelente sistema de tracción total con unas capacidades off-road sin igual en su segmento.

bZ: beyond Zero de Toyota

El prototipo Toyota bZ4X es el primer modelo en emplear la nueva nomenclatura bZ –beyond Zero-. De aquí al 2025 Toyota se propone lanzar siete modelos Toyota bZ (en total la previsión es de 15 vehículos eléctricos).

Con esta nueva serie de vehículos eléctricos cualquiera podrá cambiar su coche  actual y disfrutar de todas las ventajas de un vehículo totalmente eléctrico.

Los modelos Toyota bZ también ayudarán a conseguir el objetivo de la neutralidad de carbono. Este concepto hace referencia a los planteamientos e iniciativas encaminados a neutralizar las emisiones de CO2 de todo el ciclo de vida del vehículo: fabricación, distribución, uso, reciclaje y hasta la eliminación definitiva.

Más adelante, las prestaciones

A pesar de la expectación generada, la mayoría de aspectos relativos a la potencia de los motores eléctricos, al sistema de baterías, recargas, al sistema de placa solar integrado, así como todo lo referente a los paquetes tecnológicos de seguridad y asistencia a la conducción, aún no se han hecho públicos. Habrá que esperar un poco para conocer todo esto al detalle.

Respecto a su comercialización, deciros que ee espera que las ventas de la versión de producción comiencen hacia mediados de 2022.

Sea como fuere, lo que sí está claro es que el futuro de la movilidad según Toyota se presenta muy atractivo.

La pregunta es ¿Nos acostumbraremos a ella rápido? Nosotros creemos que sí!

——-

Si queréis acceder a otros prototipos o modelos de aparición ya imminente, podéis hacerlo desde la sección ‘Concept Cars’ del menú superior, o directamente desde este enlace.

Info original: Newspress

Fotos: Newsroom Toyota