,

SEGUNDO PUESTO PARA MARGOT LLOBERA EN LA BASSELLA RACE

La ya mítica Bassella Race ha sido la primera cita con la que la piloto Margot Llobera ha abierto esta importante temporada 2019 de competiciones y de preparación de cara al próximo Dakar 2020.

La prueba de Bassella es una de las carreras más carismáticas del calendario. Cuenta con una inscripción de lujo y con nada menos que hasta 1250 pilotos alineados en la línea de salida de la Bassella Race 1 del domingo, el plato fuerte del fin de semana.

Primeros kilómetros

Margot se presentaba en la pequeña localidad leridana con el objetivo de hacer los primeros kilómetros del año y para disfrutar del excelente ambiente.

Esta es una de las carreras de enduro más completas y duras de la temporada. Cuenta con un impresionante circuito de 70 kilómetros lleno de trampas y dificultades, incluidos los habituales y monumentales atascos en las zonas más complicadas.

Llobera participó en la categoría `Friends Women´.

Margot Llobera - Bassella Race

Imagen del podio con Margot Llobera, sonriente como siempre, en 2da posición.

Tras un arranque perfecto y con un ritmo muy rápido, las dificultades y los atascos no perdonaron a Margot. La piloto perdió casi treinta preciosos minutos en una de las subidas más complicadas.

A pesar de ello, en la segunda mitad del recorrido pudo recuperarse de nuevo. Gracias a eso entró en meta en la segunda posición.

Inicio inmejorable

Así pues, el inicio de temporada ha empezado muy bien para la joven piloto.

Al finalizar la jornada, Llobera comentaba:

“Ha sido una carrera muy intensa desde la misma salida. Arrancábamos en pelotón con el gas a fondo y sólo tener hueco para tres motos en la primera curva, ya es algo espectacular. Con este escenario fue muy importante remontar rápidamente para rodar lo más en solitario posible. Hacia el kilómetro 8 subí una subida muy resbaladiza casi hasta arriba pero no llegué. Al intentarlo por segunda vez me alcanzó todo el pelotón y se formó un tapón enorme. Fue una pena, pero bueno, pude recuperarme de nuevo tras ese percance y mantener la segunda posición hasta el final.

Estoy muy contenta porque he podido rodar a un ritmo muy superior al que esperaba. Eso sí, siempre con mucha precaución porque la prioridad era no caerse.

Lo cierto es que me he visto muy fuerte, sobre todo comparado con los reconocimientos del sábado. Físicamente es una carrera dura, pero he rodado muy cómoda y he podido controlar a mis perseguidoras.

Esto me da mucha confianza para seguir trabajando duro de cara al Dakar».

 

Fuente: ©Marc Forn, ©Margot Llobera