, ,

VOLKSWAGEN GOLF GTE: EL GTI QUE SONRIE AL PLANETA

Hacía tiempo que teníamos ganas de hablar del nuevo Volkswagen Golf GTE. Para muchos, incluidos nosotros, este es un coche de los qué por muchas razones -todas en realidad- disfruta de una posición única en la Historia de los automóviles.

Y es que un Golf es desde hace casi medio siglo, eso, un Golf!

Como no podía ser de otra forma, con los tiempos que corren y con los cambios obligados por los que pasa la industria, el Golf se ha ido adaptando a todas las exigencias, modas y tendencias. Ahora también!

Es así que con la llegada de la octava generación de este icónico modelo, llega también la segunda entrega del Golf GTE.

El nuevo GTE tiene 245 CV, es decir, la misma potencia que el nuevo Golf GTI. Esto es posible gracias a una mecánica híbrida enchufable que permite a este híbrido ser un GTI en prestaciones, de hecho es mucho mejor. Y es que para acabar de rematarlo, es un “GTI” que luce la etiqueta cero emisiones al parabrisas.

Etiqueta cero emisiones

Mas allá del que fue la primera entrega del modelo 100% eléctrico, el Golf-e, por ahora no se ha anunciado ninguno otro versión totalmente eléctrica, así que de momento, si volamos *incoure’*ns en la generación de conductores a favor del “cambio” y queremos hacerlo a los mandos de un Golf, el *GTE es nuestra única y mejor opción. El cierto es que no se nos ocurre mejor momento para hacerlo que con esta octava generación, o mejor dicho, con un Golf MK8 con hashtag cero emisiones.

Este “GTI” de 245 CV de cero emisiones combina estas prestaciones de auténtico pata negra con una autonomía 100% eléctrica que llega a los 60 kilómetros.

Inconfundible

Visualmente el Golf GTE es indudablemente un Golf, aunque también es cierto que cuenta con elementos diferenciales que lo distinguen del resto de variantes del nuevo modelo. En este sentido, el GTE puede equipar (en opción) unos parachoques específicos con Iluminación LED en forma de ‘X’. Otro elemento diferencial lo encontramos en el nuevo alerón posterior con las siglas GTE.

Hablando de las siglas GTE. También están presente en el nuevo volante deportivo, un volante que a su vez  incluye una serie de botones táctiles.

Un eléctrico con esencia GTI

Como en el caso del GTI y del GTD, los dos modelos que han abanderado desde siempre al Golf, por primera vez, tanto estos dos acabados como el GTE, disponen de un embellecedor iluminado en la parrilla del radiador. Cada modelo incluye un color específico. En el caso del GTE es el color azul.

El Golf GTE tampoco tiene tubos de escape visibles. En su lugar hay unos embellecedores que los simulan, básicamente por aquello de recordarnos esta estética deportiva tan propia de los GTI de siempre.

Las llantas van de las 17 a las 19 pulgadas y las pinzas de freno vuelven a lucir el color rojo (en la primera entrega eran azules).

El interior luce unos asientos deportivos con la tapicería de cuadros y con las costuras en azul, una configuración muy propia de los Golf desde siempre.

Siguiendo con las últimas entregas otros modelos del grupo, pero con las precisiones obligadas que requiere un GTE, esta nueva entrega viene equipada de serie con el llamado «Innovision Cockpit». Incluye un cuadro de instrumentos digital con pantalla de 10,25 pulgadas y un sistema de infoentretenimiento con otra pantalla táctil de 10 pulgadas.

Lógicamente, en esta versión se incluyen funciones específicas para gestionar el sistema híbrido dentro del mismo sistema multimedia.

Conectado y tecnológico

Al nuevo GTE  no le faltan argumentos destacables en cuanto a conectividad. Los servicios «We Connect» incluyen streaming, radio online y otras muchas otras funciones conectadas en la red. Además, el coche cuenta con la tecnología de comunicación entre vehículos o dispositivos «Car2X».

Respecto del tema de prestaciones de motor, como decíamos al principio, esta es la primera vez que el Golf GTE iguala en potencia al Golf GTI. En este sentido, como resultado de la combinación del motor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV y del motor eléctrico de 116 CV, el nuevo GTE llega a los 245 CV anunciados, con un par motor de 400 Nm.

Completan la configuración, la tracción delantera y el cambio DSG de doble embrague de seis velocidades.

60 km de autonomía eléctrica

Respecto a la autonomía, para poder lograr estos 60 kilómetros en manera 100% eléctrica, el Golf GTE equipa una batería de 13 kWh de capacidad, un 50% más de lo que ofrecía la primera generación.

En posición 100% eléctrica puede subir hasta los 130 km/h. Más allá, arrancará el motor de gasolina.

Mientras haya carga en la batería, el coche arrancará siempre de forma eléctrica. Sin embargo, el sistema de propulsión también puede funcionar combinando ambos motores.

De 2 a 6 horas

Todo apunta al hecho que los tiempos de recarga serán los mismos que los del VW Passat GTE, dado que comparten la misma mecánica. Esto significa que en un enchufe doméstico tradicional tardará poco más de 6 horas. En un wallbox de 7,4 kW se podrá cargar al 80% en unas 2 horas.

A diferencia de la primera generación, en esta nueva entrega la toma de carga está en la aleta delantera izquierda.

Respecto a las suspensiones, el Golf GTE equipa un esquema McPherson en el eje delantero y un eje multibrazo en el eje posterior. Opcionalmente puede equipar una suspensión adaptativa «DCC» con amortiguadores de regulación electrónica. Este sistema permite elegir entre diferentes modos: «Individual» «*Comfort», «Eco» y «*Sport».

La dirección tiene asistencia eléctrica y puede variar mediante el tipo de conducción seleccionado.

Equipación a la altura

Acabaremos destacando que entre la equipación de serie destacan elementos como el sistema de mantenimiento de carril o «Lane Assist», el sistema de frenado automático de emergencia con detección de peatones «Frent Assist», el climatizador automático. También son destacables el bloqueo electrónico del diferencial «XDS», la apertura y arranque sin clave, un sistema de iluminación ambiental en el interior y los pedales de acero inoxidable. Completan esta interesante dotación la tecnología LED integral tanto para los faros delanteros, como para los posteriores.

En resumen, esta segunda generación del GTE renace en esta octava generación para atender las tan necesarias exigencias medioambientales. Eso sí, lo hace manteniendo intacto  su activo más valioso: ser GOLF

Para otras novedades, haced clic aquí

Fotos: Volkswagen